La Golosa – Exposición colectiva estudio [74]

La Golosa – Exposición colectiva estudio [74]

LA GOLOSA

Como espacio compartido de talleres y plataformas culturales, Estudio 74 es un encuentro fortuito en el que habitan trayectorias y propuestas diversas (en adelante, “el lugar”) y, a diferencia de una exhibición en la que la mirada cu- ratorial selecciona a sus participantes, aquí ha sido a la inversa: la decisión de los/as artistas ha seleccionado al curador proponiéndole ensayar una mirada sobre el estado actual de esta convivencia y sus producciones (en adelante, “el juego”)

El enfoque propuesto evita construir un tema general (o de forzada unidad) destacando un recorrido por piezas que ellos/as vienen desarrollando dentro de su producción reciente y permitiéndome desplegar, sobre mi propio ma- pa- cción, una narrativa a modo de conexiones: frases entrecortadas, imáge- nes sueltas o recortes de segmentos (en adelante, “piezas”) que he re-ordena- do y articulado añadiendo breves textos o preguntas, como comentarios entre líneas a un poema. Procuro aquí ofrecer una secuencia personal (en adelante, “itinerario”) que permita el desplazamiento entre cada uno de estos mundos, en prin cipio ajenos, a los que hemos sido, como espectadores/as, invitados/ as.

A modo de cadavre exquis (cadáver exquisito) este itinerario despliega (o, más bien, incidentales: donde los contextos y no solo los textos son productores de sentido), que considero ejercicio y médula misma del trabajo curatorial (tam- bién “itinerario” o “juego”): la construcción de espacios intermedios o intersti- ciales entre las piezas reunidas. En gran medida, la curaduría no es más que la administración de un diálogo o nexo, fortalecido en lo imaginario, que mira las obras o “piezas” como estaciones que permitan delinear trayectos posibles, sin destino nal (“cielo” o “in erno”): hacer énfasis en rutas múltiples a partir de las escalas, siempre sugeridas. Si la visión privilegia el sentido de la vista,

en una exhibición, el trayecto es siempre un privilegio de la visita.

Emilio Tarazona Curador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *